ARTÍCULOS

Miembro de:
top ten spain

Queridos lectores,

Os escribo esta sentida carta desde mi despacho en las alturas. Estoy tan asquerosamente arriba que ni vosotros me podéis ver, casi seguro que ni siquiera me podéis imaginar. Tengo el PODER, sí, tengo tanto poder que soy capaz de asesinar vuestros sueños, porque esos sueños os hacen fuertes, esos sueños os hacen ser activos, os hacen imaginar, os hacen planificar, os hacen salir de mi control porque esos sueños os dan la libertad de perseguirlos. Y eso es peligroso para mí y para mi asqueroso poder.

Y sí, yo asesiné a la MALDITA LECHERA. La odio con todas mis fuerzas, ufff, es superior a mí. Es todo un cuento, ese que dice que una humilde lechera, después de ordeñar su vaca, y de camino al mercado, soñó que cuando vendiera su leche  compraría unos huevos, que se convertirían en pollos, que los vendería y podría comprar un cerdito, que lo haría engordar y vendería sus jamones, … y zas! Se rompe el cántaro y se rompen sus sueños, y aparece esa gran moraleja … lechera, no seas ambiciosa!!!

Genial!!! Pero qué narices de lecheras! Contentaos con lo que tenéis, no soñéis, no hagáis planes, no innovéis, porque no sea que os vaya bien, no sea que emprendáis nuevos caminos, no sea que tengáis un objetivo y lo consigáis, porque si todo esto sucede, os acercaréis a mí, y me restaréis mi asqueroso poder.

Yo la maté, yo y algunos como yo, que intentamos cada día poneros trabas a vuestras expectativas o a vuestras ilusiones. Mejor hablaros de crisis, a todas horas, mejor hablaros de desempleo, de cierres, de ERES, de burbujas, de que habéis vivido por encima de vuestras posibilidades y mejor concienciaros de que toda la culpa es vuestra, porque así, vosotros apesadumbrados, inactivos e inapetentes, así, yo acumulo más poder.

Pero yo esto no lo puedo hacer solo, necesito de un ejército de “realistas” que os vayan machacando vuestras ideas. Son mi ejército de PEROESQUEISTAS. Sí, seguro que os habéis chocado con ellos. Son fieles siervos. Esos que cuando tenéis una idea brillante os dicen “si, pero es que…” y os echan vuestro sueño por tierra en menos de 1 segundo.  Los tengo repartidos por todas partes, están infiltrados entre vuestros amigos, en vuestra familia, entre vuestros vecinos, incluso en vuestra pareja. Los PEROESQUEISTAS me ayudan a que no os alejéis de vuestra penosa realidad, a que viváis una vida lineal, sin ilusiones, sin sueños… muy grandes estos PEROESQUEISTAS, que haríamos los poderosos sin ellos.

Emprendedores, innovadores, autoempleistas, gente con ambiciones, soñadores, ilusionados, motivados, gente con expectativas, inconformistas, autodidactas, atrevidos … en definitiva LECHERAS DE PACOTILLA, dejad de intentarlo, dejad que, desde las alturas, os dirijamos en oscuridad, no sea que algún día, a alguien le salga bien su cuento, y se de cuenta de que ha valido la pena intentarlo, y lo transmita, y venza a mis queridos PEROESQUEISTAS.

 PD.  La moraleja  es espectacular. “no anheles el bien futuro, mira el del presente que es seguro”. Que pasada!

Nota de Sergio Ayala. Artículo dedicado a todas esas personas que viven un presente estanco y, desde su insatisfacción, establecen planes imaginarios de futuro prometedor. No nos conformemos, persigamos nuestros sueños, que nadie los mate, atrevámonos a cambiar las cosas y a ser únicos dueños de nuestro futuro, y soñemos, pero soñemos y hagamos, y si nos caemos, pues nos levantamos y a volverlo a intentar. En eso consiste la resiliencia, y, por experiencia, y con mucha experiencia, vale mucho la pena. Arriba la LECHERA.

Colorín colorado, este cuento, lo han asesinado. RIP.

Vale, vale, no es mío … lo siento, el título no es mío. De hecho este artículo ni siquiera me va a pertenecer  a mí,  porque ni siquiera me corresponde a mí escribir en él.

Se trata de una historia de grandes alpinistas y extraordinarios sherpas,  gente como Araceli Segarra, primera mujer española en alcanzar la cumbre del Everest en 1996. Se trata de una historia de superación personal, una historia que va más allá de la motivación, porque en la base de todo está la supervivencia. Una historia de momentos límite, de decisiones valientes pero también de compañerismos, una historia de apoyos, de amistad pura, de empuje y de éxito.

Ana Belén es mi amiga, eso no tiene mucho mérito porque es muy fácil ser amigo de Ana Belén, y Ana Belén es, como Araceli, una gran alpinista. Aunque seguramente en su vida, Ana Belén,  no ha pisado una montaña, ahora resulta que está subiendo el Everest. Ana Belén ha superado dos veces un cáncer y ahora está en camino de superación del tercero, con treinta y tantos años, y eso lo cuenta en un increíble blog que se llama “Mi Subida al Everest” (http://misubidaaleverest.wordpress.com/). Ojo, estoy hablando de personas extraordinarias, personas como Araceli Segarra o como Ana Belén, que demuestran cada día, con toda naturalidad, la importancia que tiene luchar desde la cabeza, cuando el cuerpo te falla, te abandona, lo importante que es la motivación y el sentimiento de lucha, la necesidad de superación, el encuentro de vías alternativas, respuestas en momentos clave, cuando las circunstancias o el entorno no lo controlas tu.

Pues eso, que ni  tan alto ni tan difícil. Relativamente sencillo (me parto), se trata de aplicar dos binomios matemáticos. Chupao:

1º.  M + E = R

 Motivación  + Expectativas = Realidades   (Ley MER)

Esta fórmula es elemental. Cuando tengo una buena motivación, una motivación positiva, en mi mente se crean unas expectativas. Estas expectativas que nos creamos, limitadoras o potenciadoras,  van a determinar, de forma clara, mi realidad.  ¿os acordáis de esos terribles test psicotécnicos que nos hacían unos psicólogos que venían al cole en 7º de EGB?. Luego se reunían con los padres, y con el niño, y con el profesor y te decían… “su hijo tiene que hacer F.P.” … o “su hijo debe ir al instituto”… joder eso era muy fuerte. Ya te creaban unas expectativas que iban a marcar tu realidad, así de claro. ¿Creéis que Araceli Segarra no estaba motivada? Araceli se creó unas expectativas desde la motivación y visualizó, dese el principio, una realidad que consiguió en 1996. A esto se le llama Coeficiente de Optimismo, y sustituye, y siempre es más poderoso, que el puto Coeficiente de Inteligencia, que vale solo para marcarnos en nuestras expectativas.

2º. C + R = E

Circunstancias + Respuestas = Éxito.

Este es el binomio del éxito personal. Me encanta. Las circunstancias no las podemos controlar , son las que son y vienen cuando vienen. Si no que se lo digan a Ana Belén. Cuando mejor está, mazazo inesperado. ¿pero si solo era un control rutinario?...”lo siento”. NO PODEMOS CONTROLAR LAS CIRCUNSTANCIAS. Ni en nuestra salud, ni en el mundo laboral, ni en el familiar, no tenemos el control de nada. Sólo podemos controlar las RESPUESTAS que damos a las circunstancias. Frente a una determinada circunstancia qué respuesta voy a tener. ¿Estaremos de acuerdo que dependiendo de qué respuesta demos, alcanzaremos el éxito o no? Entonces… ¿de qué dependerá mi éxito? Solamente dependerá de mi respuesta, y eso es cosa exclusivamente mía. Yo tengo el poder del éxito, y eso me emociona. Ana Belén, igual que Araceli Segarra no puede luchar contra la montaña, que es la que es. Sí puede dar una respuesta, y dependiendo de ésta, dependerá su éxito.

Pero no nos olvidemos de los sherpas, indispensables para los alpinistas. Nadie ha llegado al Everest sin un sherpa al lado. EL maestro Luis Galindo habla del concepto GASOLINEROS. Esa gente que, al estar a su lado, nos transmiten energía, salimos enchufados!!!. El sherpa que nos acompañe es vital para nosotros, y ha de ser gasolinero. Cuidemos las compañías, cuidemos nuestro entorno, porque el entorno y el contexto, y la compañía, condicionan también nuestras respuestas.

Yo conozco un Sherpa. Estoy seguro que es el mejor sherpa de la historia. Se llama Pau y es de Valencia. Y está ayudando a Ana Belén, él solo, paso a paso, a veces a su lado, otras veces la estira de la cuerda, otras veces se la sube a sus espaldas. Y van muy lentos, desesperadamente lentos,  pero están subiendo, y nosotros aquí estamos, nos han dejado en el campo base, con la radio, deseando día a día recibir noticias. Y cuando lleguen la vamos a liar. Vamos a quemar Valencia, por ti Ana Belén.

http://misubidaaleverest.wordpress.com/

http://www.aracelisegarra.com/

 

Quizás era ese momento, ese preciso momento en mi vida en el que nada me funcionaba, en el que todo me salía mal, en el que el futuro, lejos de ilusionarme, me aterraba. Quizás fue esa persona, un hombre que había tenido una mala vida y que, en la madurez, había encontrado su éxito profesional, y quizás eso me admira.

En definitiva, que en un momento dado, un buen hombre me enseñó ese vídeo. Es ese en el que dos equipos, unos de blanco y otros de negro, se pasan un balón. Has de contar las veces que el equipo blanco se pasan el balón, y, mientras cuentas, pasa un gorila, al que no ves, y te hace el típico absurdo saludo de gorilas, que tampoco ves. Flipas. Cuentas hasta 12 veces el pase del balón y no ves, ni  por asomo, ningún gorila. Claro, debe ser algún truco.

Qué tontería de video.  Ese vídeo me cambio la vida.

Estamos sumidos por la crisis, y cuando digo sumidos afirmo, ratifico, que estamos rodeados de crisis, abrumados de crisis, comemos crisis, cenamos crisis, vemos crisis, oímos crisis, y por supuesto,  nos acostamos, nos levantamos y hacemos el amor con crisis. Así es, así nos lo cuentan y así vivimos, en crisis. Y como todo el presente es crisis, nuestras expectativas son crisis. Cuando nuestras motivaciones son negativas (están en crisis, claro), nuestras expectativas son negativas, y, por supuesto, nuestras realidades son negativas. Es el famoso Efecto Pigmalión, nuestras expectativas determinan nuestras realidades, esto es así:  aquí es así y en la china es así.

  ¿Y dónde quedan los gorilas?  ¿Será que no hay gorilas? ¿Estarán todos en Marina D’or partiéndose la caja de nosotros?

 Cuando nuestra única realidad, para la que nos han programado, es contar pelotas del equipo blanco, juro y perjuro que no hay ningún gorila, y si lo ves es que  estás loco de encerrar. Pero … ¿y si decides alejarte de la realidad? ¿y si decides ver las cosas en perspectiva? ¿y si un día te planteas que puede que hayas visto un gorila? … entonces todo empieza a cambiar, cuando alguien te dice que existen gorilas y que hay gente que los ve. Y es entonces cuando te das cuenta que eres imbécil, y que los gorilas te ven, te saludan y los dejas ir, y lo has estado haciendo desde que decidimos, entre todos, sumirnos, enterrarnos en crisis.

Os digo una cosa, yo no hago más que ver gorilas, y si puedo me tiro encima, y algunos se me escapan pero muchos me los quedo. Eso es como cuándo tu mujer está embarazada y no ves más que embarazadas y carritos por la calle, madre de Dios!  ¿tu sabes si hay carritos en Castellón?  Miles, millones… ¿no será que mi expectativa ha cambiado y, con ella, mi realidad? Porque la verdad es que carros hay, como siempre los ha habido, pero ahora yo los veo.

Esos gorilas son las oportunidades y se nos cruzan delante de nosotros y no las vemos, no podemos verlas. Oportunidades no sólo de negocios, me refiero a dinero, a trabajo, pero también me refiero a personas, a gente por conocer, a colaboraciones que realizar, a sitios que visitar, a experiencias que vivir.

A mí ya no se me escapan los gorilas. Decidí cazar cualquier gorila que vea y en eso estoy, y me va bien, muy bien, y me he venido arriba y lo mejor es que ya no hago el amor en crisis (iba a decir que mi mujer es un gorila pero puede que no lo entienda y la tengamos…)

Quizás fue la casualidad, quizás por eso que muchos llaman la Ley de la Atracción, pero el caso es que llevaba mucho tiempo pensando en una absurda teoría que se estaba forjando en mi cabeza. Era una  de esas teorías que te llegan a la cabeza en momentos en los que no te las puedes apuntar y que luego se te olvidan (mientras estás corriendo, mientras estás viendo a la madre de la Campanario en el Salvame de Lux, mientras estas en el servicio, ...). 
 
Total, que el otro día me llama mi gran amigo y alma gemela Iván Arrufat y me comenta que le gustó mucho mi último artículo del blog (bueno, que en realidad solo tengo dos, creo), y me dice, y esto es textual... "cuanta razón tienes en que dos perros como nosotros podamos seguir adelante con la que está cayendo" (o algo así)... y ese preciso momento fué el culmen de mi absurda teoría de la que os voy a hacer partícipes... "LA TEORÍA DE LOS HOMBRES MEDIOS".
 
Página 9 de 10
Está aquí: Home ARTÍCULOS