ARTÍCULOS

Miembro de:
top ten spain

… cuando la zona de riesgo es una zona completamente vivible y disfrutable.

 

Tweet Kiko rivera

@riverakiko

estar en Sevilla en un centro comercial y se te acerque un pequeñajo y te diga “Kiko yo quiero ser como tú” no tiene precio. #subidon!

En fín. Llevo, durante estos últimos meses, dando infinidad de conferencias en infinidad de instituciones públicas y privadas, universidades, empresas,… en todas ellas intento conjugar contenidos más o menos profundos con muchas dosis de humor y ejemplo prácticos que me ayuden a explicar esos contenidos.

Publicado en ARTÍCULOS
Lunes, 18 Mayo 2015 09:33

LO CONSEGUÍ... SOY FELIZ

Me encantan las vespas (me refiero a estéticamente, porque no entiendo nada ni de motos ni de motores), me encanta el movimiento mod (me refiero a estéticamente, porque no entiendo casi nada de sus grupos ni de su música) y me encanta ser felizSTOP! Eh! Que de eso sí que entiendo.

Ostras, he sido feliz toda mi vida, con dinero, sin dinero (hago siempre lo que quiero… ufff, nivelazo), con trabajo, sin trabajo, con pareja o sin ella, cuando no tenía hija y también ahora con ella, incluso soy feliz cuando veo GHVIP, es decir, que rozo unos niveles de felicidad bastante elevados. “muchas cosas girarán a mi alrededor, pero el mar será siempre azul”.Me han dado siempre muy igual los condicionantes de mi vida, porque mi constante, mi valor absoluto, la esencia de mi yo, ha sido la felicidad, y lo demás se ha ido o ha venido, pero no dependía totalmente de mí, mi mar era y es azul siempre.

Estas tres cosas: vespas, mod y felicidad se concentran en una de las canciones que ha sido siempre banda sonora en mi vida y consecuentemente de mis acciones. Me refiero a la canción de Los Flechazos “Lo Conseguí”, que no es mi favorita (aunque sí el grupo), pero que me encanta cantarla en mi vespa PK125 roja ferrari con sillín gris perla, cada vez que he salido y he vuelto victorioso de eso que llaman  zona de confort.

Y una de las causas de esa felicidad ha sido  mi carácter emprendedor. Esto me ha dado muchísimas alegrías y muchísimos tortazos, pero, incluso, en la miseria, he sido feliz. “no he perdido el tiempo ya puedo descansar, no he malgastado mi juventud”. Efectivamente he tratado de no malgastar mi tiempo. Y eso lo he tenido claro desde que tengo uso de razón. No he malgastado tiempo en trabajos en los que no estaba a gusto, me he ido (la suerte es que lo hice cuando se podía hacer, ahora no se me ocurriría largarme de un curro, ufff, como están las cosas…), ni en relaciones que no me aportaban nada, las he cortado (bueno, lo confieso, han cortado ellas casi siempre). He intentando planificar mi futuro en lo que tengo que hacer para ser feliz.

Pero claro, ahí están ellos, los temidos, …”hubo quien dijo que no iba a llegar, ahora les miro desde aquí, no pido ya mas…” Esos que ahora dicen que he tenido suerte, que eso solo me pasa a mí, que es que todo me sale bien… ¿pero de que me están hablando? Están equivocados. Se trata de emprender, se trata de no estancarse, se trata de no acomodarse, se trata, a veces,  de ir a contra corriente como el salmón. Porque el ser emprendedor es algo holístico, integral, global, que envuelve o debe envolver todas las facetas de tu vida. Y el que emprende es consciente de que, seguramente, fracasará, felizmente fracasará, y adelante, no parará.

Y llegará un momento en que darás la vista atrás.

Esta semana he cumplido mis 42 años, joder, son un montón. Tengo mis responsabilidades familiares, empresariales, formativas,… y  siento que he hecho muchas cosas… “cuando era pequeño quería ser feliz, y soñaba con lograr lo que ahora tengo ante mí”.Pero todas esas cosas se consiguen porque sueñas (como todos) y haces (como algunos). Y si sueñas y, además, haces, es que eres un emprendedor. Y, seguramente, tu vida, como emprendedor,  como la canción, acabará en un:

“lo conseguí, lo conseguí, lo conseguí, soy feliz”

¿y existe algún secreto para ser feliz? Pues sí. El secreto está en tomar perspectiva, ni más ni menos, el secreto está en saber que todo es relativo, que todo a tu alrededor va a poder cambiar y se trata de saborear eso que los infelices, los apáticos, no pueden saborear:

“Poder oler la televisión, saber el gusto de una canción, poder oír tus ojos llorando, poder tocar lo que estás pensando” (Los flechazos, “el hombre que confundía los sentidos”)

En todo caso, logres esto o no, se feliz desde ese camino, con humildad, con tus limitaciones y con tus virtudes, y haz, de verdad, que todo, todo, sea un poco relativo:

-          Mi mujer dice que soy un perfecto imbécil.

-          Pues que suerte, la mía dice que no soy perfecto en nada.

Jajaja! Ves? Todo es muy relativo.

PD. Dedicado a ese fantástico grupo Los Flechazos con Alex (ahora Cooper, espectacular), Elena y sobre todo, el gran Paco Vila, por el que siento una profunda admiración mitómana. Que grandes momentos he vivido con vuestra música…

Publicado en ARTÍCULOS
Martes, 11 Marzo 2014 16:37

yo soy EL CRACK.

Pues sí, lo voy a admitir. Quizás peque de soberbia, de egocentrismo, de chulería o pedantería, pero lo admito abiertamente, soy un crack, no, soy EL crack. ¿Qué a qué viene esto?, pues a que estoy de subidón. De un tiempo a esta parte todo lo que hago me sale bien, y, ojo, que eso lo puede decir poca gente, Jorge Javier Vázquez, yo y un par mas…

Está bien, os voy a decir como lo hago. Se trata de creatividad y se trata de VAP, del valor añadido que le pones a tu producto, a tu servicio o, como en mi caso, a mí mismo. La palabra es DIFERENCIACIÓN CONSTANTE, y eso es, ha sido, precisamente, lo que me ha llevado, por ejemplo,  a que me escojan a colaborar en esta fantástica publicación de RRHH. Podrían haber escogido a otros, a otros miles de otros, pero ese día me escogieron a mí, y no era el mejor, era el diferente.

Y así todo. DIFERENCIACIÓN CONSTANTE.  Señores responsables de departamentos  de recursos humanos, ya no me interesan los títulos para buscar trabajo. Me han servido de poco. Siempre, en todos los sitios, hay 300 personas que presentan un curriculum mejor que el mío. La gente como yo, como decía aquel, de perfil medio/bajo, no podemos competir en esto. Así que decidí ser diferente en todo lo que hago, no por NOTAS sino por necesidad, y oye, me ha dado resultado.

Tengo una empresa de montajes industriales atípica en la que trabajan comerciales que saben soldar, comerciales electricistas, comerciales mecánicos, porque para mí lo que importa es que se genere negocio, y eso solo se consigue desde el perfil comercial de absolutamente TODOS sus empleados. La jerarquía en mi empresa es totalmente  anárquica, no hay jefes, nadie, y cada cual se autogestiona su propio tiempo de trabajo, sin control, con autocontrol.  Mi empresa es diferente. Ni mejor ni peor, pero muy diferente. De la misma forma los cursos que imparto son diferentes, experimentales, como un gran foro de motivación. En mi ciudad, cada día se dan 25 cursos distintos de motivación comercial, con profesores excelentes muchísimo más preparados que yo. Pero me contratan a mí fundamentalmente porque soy diferente.

¿nos preocupamos en buscar nuestros propios valores añadidos al resto? Si no nos diferenciamos del resto no podemos extrañarnos de que la gente contrate a la competencia, es solo cuestión de suerte o, como poco, de probabilidad. Y aquí es donde juega un papel muy importante la creatividad. Gastemos tiempo en cultivar la creatividad en todo lo que hagamos, fundamentalmente porque no se puede ser diferente sin ese pellizco de creatividad, y eso  se estudia, se entrena y luego se prueba.

De la creatividad saldrá esa DIFERENCIACION CONSTANTE buscada, que nos dará singularidad en una búsqueda de trabajo, en una selección de personal, o en un proceso de contratación de servicios.

Lo explico con un ejemplo. Llevo más de 10 años tomándome cañas en la misma plaza de mi ciudad. El pasado viernes veo un cartel espectacular que pone BARBERÍA.  Un cartel muy transgresor. Sí,  espectacular. Me acabo  la cerveza y decido que esta vez mi barba me la arregla un barbero, cosa que nunca he hecho. Cuando entro le comento al barbero “excelente idea la de abrir una barbería en esta plaza, felicidades”. El Sr. Barbero agacha la cabeza y me dice “llevamos 80 años en esta plaza, ¿no nos conocías?, hasta hace dos semanas ponía fuera peluquería de caballeros” … entonces caí, ah! Vale! Era la peluquería! “el cartel lo ha cambiado mi hijo. Íbamos a cerrar el negocio porque estaba muerto, pero mi hijo decidió probar a cambiar el cartel y llamarlo simplemente barbería. En dos semanas han entrado 200 personas nuevas, estamos desbordados, las barbas están de moda”.  CREATIVIDAD, INNOVACIÓN, DIFERENCIACIÓN… Castellón,  74 peluquerías de caballeros en toda la capital, 2 barberías  (en la que siguen cortando el pelo a caballeros, claro).

Yo no se si hay un negocio más tradicionalmente conservador , estanco y “casposo” que una peluquería de caballeros de toda la vida (no me refiero a las peluquerías modernas), pero ante una situación de crisis, una situación extrema, se han decantado por la creatividad y la diferenciación, y eso, sólo eso, y no la gran experiencia del Sr. Peluquero y todos sus títulos, le han salvado el negocio, ni más, ni menos.

Y eso no lo digo yo, que estoy de subidón, eso lo dice Albert Einstein: “sólo la imaginación es más importante que el conocimiento”

Nota del autor. Estoy seguro de que si has leído este artículo ha sido por dos razones: o porque ya me conoces y te gusta lo que escribo, cosa que te agradezco, o porque he decidido ponerle un título que me diferencie totalmente de los demás artículos, y, por eso, me has escogido a mí. Muchísimas gracias por ello.

 

Publicado en ARTÍCULOS
Página 1 de 2
Está aquí: Home ARTÍCULOS Mostrando artículos por etiqueta: ventas