ARTÍCULOS

Miembro de:
top ten spain

On 14 Julio 2014 In ARTÍCULOS

Desastrosa. Esa es la mejor calificación que puedo dar a mi vida profesional, incluso personal, hasta el año aproximadamente 2002Un puñetero desastre. Yo que me creía tan listo, yo que me creía que me iba a comer el mundo, yo que decidí libremente no hacer caso a nadie porque yo solo me sobraba para todo, y eso de formarme… ¡si lo sabía todo!.  Y así me fue. En el año 2002 ya me había arruinado dos veces. Completamente. La primera vez dejé un gran trabajo en  una gran empresa de maquinaria cerámica porque me creía un gran comercial y se me quedaba pequeña. Tortazo tremendo y ruina absoluta, perdí hasta mi querido e indispensable coche. Más tarde pensé que si no valía para comercial, sí valdría para ser un gran empresario. Me endeudé cuando los bancos, además, te daban facilidades para hacerlo, y me monté un almacén de construcción en Benicasim  con mi mejor amigo, a lo grande. Hice las cosas tan mal, tan tan mal que perdí mi negocio, mi dinero y a mi mejor amigo (me arrepentiré toda mi vida) . Me cortaron hasta la luz  de casa.

Resiliencia. Esa es la palabra. Cómo somos capaces de levantarnos en situaciones límite. Pero ni eso supe hacer yo. Fue mi padre. “Sergio te he apuntado a un curso de la Cámara de Comercio, es de ventas, no te quiero ver en casa todo el día, algo aprenderás” Madre mía  con 30 años que tu padre te tenga que sacar las castañas del fuego. Bueno, pues allí que me fui. 

Ese curso, lamentable. El típico curso que te da un psicólogo o un economista, da igual, que te dice que lo fundamental para vender es dar bien la mano, sonreír, la técnica de cierre del Puerco Espín o la de Benjamin Franklin… ¡si en su vida han salido a vender! Por Dios!  Para dar clases de venta hay que salir a vender todo los días! (pero de eso ya hablaremos en otro artículo, que me caliento).

Pero ese curso cambió mi vida. Me dijeron esa palabra tan absurda. Incomprensible. DAFO.

Porque en el  DAFO todos tenemos la respuesta. Sí, esa respuesta que buscamos a QUÉ TENEMOS QUE HACER PARA QUE ALGO FUNCIONE.  Y da igual lo que sea, porque vale para todo. Un DAFO personal. Un DAFO profesional. Un DAFO de tu empresa. Un DAFO general o para una acción determinada.

El DAFO se entiende como un Plan Estratégico de análisis de tu situación actual y cómo caminar hacia el futuro con las condiciones que te acompañan.  Ahora viene cuando me desnudo (literalmente, de la otra forma pierdo mucho) y os cuento el DAFO, a modo de ejemplo, que cambió mi vida.  Por el año 2002.

MIS FORTALEZAS.

Aquí pensé en rellenar un montón de hojas, pero sorprendentemente para mí, me salieron muy pocas.

-          Soy emprendedor, me apasiona meterme en cosas nuevas.

-          No tengo vergüenza, soy capaz de meterme en cualquier fregado y no me importa el ridículo.

-          Tengo un buen nivel de estudios. Licenciado en derecho. Que no me vale para nada más que para poder poner este tercer punto en mis fortalezas, la verdad.

-          Alta capacidad de comunicación.

-          Alto coeficiente de optimismo.

-          No tengo ninguna atadura ni responsabilidad. Claro, ante mi ruina me había dejado mi novia, no me soportaba ni yo. Lógico, no se lo reproché nunca.

 

MIS DEBILIDADES

Joder, aquí si me salieron un montón, las voy a resumir.

-          Soy un tío muy poco inteligente, me cuesta entender las cosas.

-          Soy un tío muy inestable, me aburro de hacer siempre lo mismo.

-          Muy bajo nivel de inglés, de informática y cero en contabilidad.

-          No tengo un duro.

-          No tengo ningún contacto interesante, no me conoce ni el tato.

-          No tengo experiencia en nada en concreto.

-          No tengo tiempo porque no tengo dinero… y hay que comer.

OPORTUNIDADES

En el año 2002 habían oportunidades en el mercado, en el entorno, que ahora han cambiado.

-          Mucho trabajo de comercial.

-          Mucho trabajo en construcción y cerámica (vivo en Castellón)

-          Comienza internet como negocio.

-          Cursos de formación gratuitos.

-          Posibilidad de crédito fácil.

-          Posibilidad de formación no presencial.

-          Viajes baratos.

 

AMENAZAS.

-          Locales muy caros para montar un negocio.

-          Mucha competencia en todos los sectores.

-          Hace falta dinero para todo, y yo no tengo.

-          Necesidad de inglés en muchos puestos de trabajo, o de  informática o de contabilidad.

-          Necesidad de vehículo propio en muchos trabajos.

… en definitiva, que con todas estas circunstancias te debes hacer tu plan estratégico, pero solo con cuatro o cinco líneas de acción. Establecer unos objetivos coherentes con  tu realidad y que se puedan llevar a cabo con tus posibilidades y las que te ofrece el mercado. Mis conclusiones a mi DAFO, después de hacer todas las combinaciones posibles entre los elementos del DAFO,  fueron las siguientes:

-          Necesito encontrar trabajo como comercial YA, porque necesito pasta.

-          Voy a formarme, además, como comercial, porque es lo único que puedo hacer pero necesito formación.

-          Voy a montarme por las noches un negocio por internet porque es gratis y no tengo que hacer ninguna inversión (monté una agencia de viajes que se llamó VIAJAATUBOLA,  y murió de éxito, os lo prometo, otro día os lo cuento).

-          Necesito aprender Inglés y contabilidad y sacarme el título de formador de formadores.

-          Necesito trabajar mi nombre, que la gente me conozca. Claro , no sabía que eso, años después se pondría de moda y se llamaría MARCA PERSONAL.

Bueno total… que de todo esto muchas cosas me funcionaron, y otras no. Ni tengo nivel de inglés, sigo sin entender la informática y de contabilidad solo sé que me entra miedo cuando oigo eso del DEBE. Otras cosas me funcionaron, y como ya he dicho me cambiaron la vida. Me formé como comercial, y a eso me dedico. Me formé como formador, y a eso me dedico. Me monté mi empresa, y me va fenomenalmente bien. Y oye, fue todo por un DAFOPorque un DAFO implica sentarte a replantearte tu verdad, la verdad de tus circunstancias, y a dejar la espontaneidad para los CRAKS, y así, cualquier pringao como yo, puede analizar cada uno de los pasos que tiene que dar, y simplemente seguirlos para conseguir tus objetivos. Y si haces bien un DAFO, lo normal, es que te empiecen a ir bien las cosas. Y si ya las tienes bien, pues a que te vayan mejor.

Pues eso, ya sabéis,  si queréis saber hacia dónde tirar, si estáis perdidos, empezar con un DAFO, eso os dará una pista de hacia dónde dirigiros. Otra cosa que hago yo es ver TELECINCO y no pensar en nada, pero eso solo se puede hacer después de haber hecho tus deberes, claro, y de ser un tío lamentable como yo pero muuuuuy feliz, que lo sepas!

Está aquí: Home ARTÍCULOS Elementos filtrados por fecha: Julio 2014